Vinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.x

MENSAJE DEL EXCMO. SEÑOR DON AGUSTÍN NZÉ NFUMU, PRESIDENTE DE LA ACADEMIA ECUATOGUINEANA DE LA LENGUA ESPAÑOLA, CON OCASIÓN DEL DÍA DE LA LENGUA ESPAÑOLA Y EN HONOR AL INSIGNE ESCRITOR ESPAÑOL, MIGUEL DE CERVENTES SAAVEDRA.

 

Excmos. Señores.

Distinguidos hispanistas e hispanohablantes

Señoras y señores,

 Hoy, día de la lengua española, en mi calidad de presidente de la Academia Ecuatoguineana de la Lengua Española (AEGLE), Correspondiente de la Real Academia Española y miembro de la Asociación de Academias de la Lengua Española, me dirijo a ustedes por los medios de comunicación nacionales, dada la crisis sanitaria del coronavirus, invitándoles a participar en este homenaje que los cerca de 600 millones que conformamos la comunidad lingüística hispana, rendimos hoy a nuestro idioma común, que es el español.

Señoras y señores hispanohablantes,

La Academia Ecuatoguineana de la Lengua Española, es la máxima institución lingüística de nuestro país, cuya misión es velar por la unidad, pureza y brillo de nuestro idioma, por eso el español ya no es una herencia de la colonización española sino parte de nuestra esencia lingüística, ya que es la lengua que nos une a todos los ecuatoguineanos; es la lengua que nos proyecta al exterior; es la lengua que nos hermana con el resto de los pueblos del mundo; es la lengua que nos define como país de estirpe hispana, y es la lengua que conforma nuestra realidad identitaria.

El 23 de abril, día 23 de abril, día del idioma español, homenajeamos todos los hispanohablantes del mundo al gran escritor Miguel de Cervantes Saavedra, el hombre que contribuyó al engrandecimiento de la lengua española, con su libro “El ingenioso Hidalgo don Quijote de la Mancha”; libro que es considerado la obra cumbre de la lengua española y una de las más traducidas a otras lenguas del mundo; y nos brinda siempre la oportunidad de valorar la diversidad cultural y el multilingüismo.

El español es una de las 6 lenguas oficiales de la Organización de las Naciones Unidas. También es la lengua oficial de más de 20 países en América, Europa y África.

Fue en 2010 cuando la ONU decidió celebrar su diversidad cultural y el multilingüismo, a través del establecimiento de los “días de las lenguas” para sus idiomas oficiales, de entre los que se encuentra el español, el francés, el chino, el inglés, el ruso y el árabe. Las fechas se eligieron según el simbolismo e importancia histórica para cada uno de ellos. Para España fue el 23 de abril, día en que se conmemora la muerte de don Miguel de Cervantes Saavedra.

En este sentido, muchos poetas, novelistas, periodistas, escritores y lingüistas rinden en este día justo tributo a nuestro idioma común: el español.

El idioma español se extiende hoy por todo el planeta. Se trata de la segunda lengua más importante del mundo y la tercera más hablada.  El español, tal como hoy lo conocemos, es fruto de un proceso de transformaciones de más de un milenio, de las diversas lenguas nativas de los habitantes de la Península Ibérica y sus influencias. Llegó al continente americano a través de los sucesivos viajes de Cristóbal Colón y las oleadas de colonizadores que buscaban nuevas oportunidades, y a Guinea Ecuatorial por motivos y aspiraciones similares.

En 2014 se realizó un estudio en el cual se indica que el 6.7% de la población a nivel mundial es hispanohablante; cabe decir que dentro de cuatro o cinco años, aproximadamente un 10% de la población mundial se comunicará en castellano.

Estimados hispanohablantes,

No quisiera librarme a una larga alocución, para explicar las razones que han llevado a la República de Guinea Ecuatorial, a crear una Academia de la Lengua Española, correspondiente de la RAE y, miembro de la gran familia de las Academia de la Lengua Española, que es la ASALE.

Sin embargo, les diremos de forma sucinta que el español es el idioma, no solamente oficial sino también vínculo de cohesión y comunicación interétnica de nuestro país, así como el signo de identidad, tanto en su entorno geográfico inmediato como en todo el continente africano y fuera de él. Se trata, por consiguiente, de una acción de amor legítimo lo que nos ha impulsado, a lo largo de los últimos treinta años, a tomar iniciativas para que la lengua española recupere su puesto en la sociedad ecuatoguineana.

Como consta en los anales de nuestra historia, pocos meses después de la accesión de Guinea Ecuatorial a la independencia, el 12 de octubre de 1968, el primer presidente del país por sus desavenencias con la clase política de España, llegó a prohibir la enseñanza en las escuelas y el empleo de esa lengua. Situación que duraría hasta 1979, cuando se produce el golpe militar que le derrocó, reiniciándose así el proceso de nuestro reencuentro con la Hispanidad.  

Desde entonces, las nuevas autoridades ecuatoguineanas tomaron la determinación de recuperar el retroceso sufrido durante once años y reintegrar al país en el área de la cultura y lengua hispanas, porque entendían que éstas forman parte del patrimonio cultural guineo ecuatoriano.

Por otro lado, nuestro país, por su situación geopolítica, se enfrenta al peligro de la invasión cultural de sus vecinos, con los que comparte fronteras en la parte continental y que son, demográfica y territorialmente más grandes; tal es el caso de la República Gabonesa (al sur y este) y la República del Camerún (al norte), ambos de idioma y cultura franceses. La parte insular, en la más grande de las islas del país, Bioko, y en la que se ubica la capital, Malabo, se encuentra más cerca de las costas de Nigeria (anglófono) y Camerún (francófono). A todo eso, se añade la pugna por abrirse paso que lleva actualmente otras lenguas y culturas.

Así las cosas, y con el decidido propósito de manifestar su determinación de integrarse en el espacio cultural que le es históricamente propio, a pesar de su lejanía geográfica, en junio de 1984, se organizó en la ciudad de Bata, el Primer Congreso Hispano-Africano de Cultura al que, además de España, Hispanoamérica envió eminentes hombres de cultura y letras.

Asimismo, en el II Congreso Internacional de la Lengua Española de Valladolid, en 2007, el presidente de la República, Su Excelencia Teodoro OBIANG NGUEMA MBASOGO, entre otras cosas manifestó, cito:

“Guinea Ecuatorial ha apostado por la creación en el país de una Academia de la Lengua Española, el establecimiento de un programa que refuerce la difusión del español en los medios de comunicación social y el reforzamiento de los cursos de español para extranjeros ya establecidos por la Universidad Nacional de Guinea Ecuatorial. (…). Para estos proyectos y programas, esperamos contar con la colaboración de la Real Academia Española y de todas las naciones hispanoamericanas, así como del Instituto Cervantes”.

Dos años después, en 2009, la Real Academia Española de la Lengua nombra los primeros cinco académicos ecuatoguineanos, correspondientes de la RAE, en las personas de Dña. Trinidad Morgades Besari, D. Julián Bibang Oyee, D. Federico Edjo Ovono, D. Leandro Mbomio Nsue y D. Agustín Nzé Nfumu. Por su parte, el Gobierno ecuatoguineano, mediante el Decreto de la Presidencia de la República Nº 163/2013, crearía la Academia Ecuatoguineana de la Lengua Española, la (AEGLE), especificando en su artículo 1º que la misma es correspondiente de la RAE (Real Academia Española) y evocando su posible ingreso a la Asociación de Academias de la Lengua Española.

El 30 de junio de 2014, los cuatro académicos ecuatoguineanos correspondientes de la Real Academia Española, tras el fallecimiento de D. Leandro Mbomio Nsue, solicitaron formalmente, según el reglamento de 1870, el inicio del proceso para el reconocimiento formal de la AEGLE como correspondiente de la española.

En enero de ese año 2015, fueron aprobados los estatutos de la AEGLE por el Pleno de la Real Academia Española, culminándose así, su reconocimiento.

Tras la donación, en junio de 2015, por parte del Gobierno de la República de Guinea Ecuatorial, de un edificio destinado a ser sede de la institución, ubicado en la confluencia de las calles Mauritania, 3 de agosto y Botuku Luba, una reunión de la junta constituyente de los académicos correspondientes tuvo lugar para elegir a su directiva, resultando elegido primer presidente de la AEGLE, el Excmo. Sr. don Agustin Nzé Nfumu y se compone una junta directiva como sigue: vicepresidente, don Julián Bibang Oyee; secretario, don Armando Zamora; tesorero, don José Francisco Eteo y bibliotecaria, doña Trinidad Morgades.

En la actualidad, y tras una remodelación, la junta directiva está compuesta de la siguiente manera:

Presidente: Excmo. Señor don Agustin NZÉ NFUMU; vicepresidente: Excmo. señor don Julián BIBANG OYEE; secretario: Excmo. Señor don Práxedes RABAT MAKAMBO; tesorero: Excmo. Señor don José Francisco ETEO SORISO; bibliotecario: Excmo. Señor don Fernando Carlos JOHNSON.

Mientras la antena regional de la AEGLE En la Región Continental está dirigida por los Excmos. Señores vocales de la junta directiva don Juan Bautista OSUBITA y don Fernando Ignacio ONDÓ.

La Academia Ecuatoguineana de la Lengua Española se compone estatutariamente de 18 académicos de número, que se completaron en 2018, conforme a las disposiciones reglamentarias; pero por la irreparable pérdida sufrida por la institución a mediados del año 2019, con el fallecimiento de la Excma. Señora Académica de Número, doña Trinidad MORGADES BESARI, se ha producido una vacante que será cubierta en su momento, según establecen los estatutos y reglamento de la misma.

Cuando nos referimos a la situación del español en y de Guinea Ecuatorial, nos fijamos en dos aspectos: en su presencia y en su calidad.

En lo que se refiere a su presencia, la implantación del español en el país, todo indica que está asegurada. No creemos que la situación esté amenazada por ninguna otra lengua.

La Academia Ecuatoguineana de la Lengua Española ha condensado su designio y propósitos en el lema adoptado: “Una lengua, un destino”. Consecuente con esta misión, despliega cuantas acciones sean susceptibles de contribuir al logro del empleo más extenso, apropiado y correcto del idioma entre los habitantes, las comunidades y los grupos sociales del país.

Mediante su participación en la obras y proyectos académicos de la Asociación de Academias de la Lengua Española (ASALE), de la que es miembro de pleno derecho, interviene en la fijación de la norma lingüística común y lleva a cabo estudios e investigaciones sobre el pasado y el presente de esta lengua como patrimonio común de todos los hispanohablantes.

Tanto el idioma español, que se lleva utilizando en Guinea Ecuatorial como lengua vehicular durante dos siglos, como las lenguas autóctonas, constituyen todas las bases sobre las que se puede y se debe construir una identidad nacional integradora de las diferencias antropológicas, étnicas y culturales del mosaico de pueblos que configuran nuestro país. De ahí la insoslayable necesidad histórica de que el ecuatoguineano se convierta en miembro de una específica comunidad: la afro-iberoamericana.

Por esta razón, la AEGLE diseña acciones y despliega actividades encaminadas a dar a conocer dicho patrimonio lingüístico y cultural variado y rico; fomenta y facilita el acceso del ecuatoguineano y del habitante del país a la producción artística y literaria en español; edita, publica y divulga estudios y escritos de interés para el conocimiento y la práctica del buen uso del español en Guinea Ecuatorial.

En este contexto, la AEGLE concibe como literatura, no sólo la producción escrita de clásicos, modernos y contemporáneos, sino la rica tradición oral de los pueblos y etnias que conviven en el país. Se trata, por tanto, de una múltiple obra creativa que también habrá de ser recopilada al español y difundida por medio de diversos canales.

La Academia Ecuatoguineana de la Lengua Española otorga premios, diplomas y reconocimientos de mérito a personas e instituciones que, de conformidad con sus estatutos y reglamentos, se hagan merecedores de los mismos.

La AEGLE organiza anualmente, cada 23 de abril, fecha de su deceso, una misa en honor de Miguel de Cervantes  Saavedra, de cuantos se han destacado en el cultivo de la lengua española y, en especial de los académicos de la AEGLE fallecidos.

La Academia Ecuatoguineana de la Lengua Española está habilitada, según sus estatutos, a abrir delegaciones cuando y donde se consideren oportunas para el mejor cumplimiento de sus fines. En este sentido, se ha conformado una red de colaboradores a nivel de la geografía nacional.

Estos colaboradores se encargan del seguimiento de la situación del español en cada una de las demarcaciones territoriales existentes; de estar al día del rico acervo lingüístico y cultural del país a fin de intervenir en su fomento a través de tres acciones: primero, mediante su identificación y rescate, ya que sólo se puede fomentar lo que se conoce; en segundo lugar, por medio de la recolecta, análisis y catalogación de los datos, lo que conlleva a reconocer el papel primordial de las lenguas autóctonas en el proceso, en su condición de soportes del pensamiento y los valores propios y, por último, mediante la discusión y crítica de dichos valores, sobre su alcance y pertinencia en la conformación de una identidad y destino común.

Se ha dispuesto la organización de concursos literarios, con dotaciones económicas, posibilidad de edición, publicación y difusión nacional e internacional de las obras premiadas, en diversas modalidades: ensayo, narrativa, poesía y teatro.

Se ha procedido a la creación progresiva y el mantenimiento sostenible de librerías y bibliotecas en el país, con dotación de obras literarias en español, de autores españoles, ecuatoguineanos e hispanoamericanos y de obras traducidas a este idioma, de libros y documentos sobre crítica literaria y artística, filosofía y pensamiento, historia, antropología, etc., fondo que se irá incrementado con el tiempo.

Se lleva a cabo la concepción y organización de talleres sobre el español en Guinea Ecuatorial, de léxico y ortografía, sobre análisis y comentarios de textos de literatura española e hispanoamericana, sobre diferentes temas relacionados con la lingüística del español y delas lenguas autóctonas de Guinea Ecuatorial.

Se ha diseñado y establecido seminarios talleres formativos de lengua y literatura españolas en los centros educativos nacionales y de los profesionales de los medios de comunicaciones el país, privados y públicos. Todo este ambicioso trabajo de nuestra academia responde al deseo del Jefe de Estado ecuatoguineano en Valladolid en 2007, y que en el día de hoy adquiere mayor vigor y sentido, cuando afirmó:

Cito

“En definitiva, venimos de África muy alentados porque creemos en la solidaridad del mundo hispánico, lo hacemos para reafirmar nuestra vinculación incuestionable a este mundo; queremos dejar constancia de nuestra vulnerabilidad en el continente africano, como también nuestra disponibilidad de construir un punto de apoyo y un refuerzo del español en África”.

Fin de cita.

Conclusión y recomendaciones

El español es la seña de identidad que distingue a Guinea Ecuatorial del entorno africano. Guinea Ecuatorial es el único país del continente africano en el que el español es idioma oficial. Para el mundo hispánico esta presencia del español en África supone un refuerzo de la globalidad del español y un importante punto de apoyo, ya que la lengua es vehículo de muchas actividades: intercambios culturales y comerciales, etc.

Es más, en la vida diaria, la utilización del español en Guinea Ecuatorial mejora año tras año; todos los ecuatoguineanos hablan el español, aunque con distintos grados de competencia.

Existe, por parte española, probada intención de colaborar con las instituciones de Guinea Ecuatorial para el reforzamiento de la situación del español en nuestro país.  El Instituto Cervantes y la Agencia Española de Cooperación Internacional colaboran con los centros culturales de Malabo y de Bata en el refuerzo de la enseñanza del español ene l país y su difusión en el resto del continente africano.

El reforzamiento de los programas de español en Guinea Ecuatorial influiría sin duda muy positivamente en los países limítrofes como Camerún y Gabón, que tienen una fortísima y creciente demanda de nuestro idioma.

El español no sólo es idioma oficial de Guinea Ecuatorial sino también vehículo de comunicación y de cohesión interétnica, así como signo de identidad en nuestro entorno geográfico. La creación de la AEGLE es, por tanto, de mucha importancia para la expansión del español y su consolidación, no sólo en Guinea Ecuatorial, sino en el continente africano.

El futuro de la lengua española en Guinea Ecuatorial puede ser prometedor si cuenta, no solo con el apoyo, sino también con el impulso y dinamismo de la Academia Ecuatoguineana de la Lengua Española (AEGLE), e incluso de las demás instituciones políticas y sociales, con hechos y programas concretos, para la expansión de la lengua de Cervantes en África.

Hechos como la homologación del sistema educativo ecuatoguineano al español, la implantación en todas las carreras universitarias de la asignatura de Lengua Española como materia obligatoria, el aumento de infraestructuras educativas culturales o a emisión en castellano de todos los medios de comunicación social son botón de muestra del renacer del español y de la hispanidad en el continente africano.

En definitiva:

Esperemos, deseemos y confiemos en que no solo la presencia sino también la calidad del español que se habla en Guinea Ecuatorial se mantenga y que Guinea Ecuatorial sea el lugar de referencia, de excelencia y de preferencia del español en África; a sabiendas de que la lengua de Cervantes es tan universal que podría abrirnos muchas puertas y atraer más turismo cultural, creando así industrias socio-culturales y socio-académicas para un desarrollo humano integral que necesitan todos los pueblos para su desarrollo sostenible.

Por último,

Señoras y señores ecuatoguineanos

La delicada situación sanitaria que atraviesa nuestro país, por la pandemia del coronavirus, no ha permitido a la Academia Ecuatoguineana de la Lengua Española (AEGLE) organizar en este año y en la fecha que corresponde, es decir, el 23 de abril, los actos de homenaje al insigne escritor Miguel de Cervantes Saavedra, en la celebración del día del libro y de la lengua española.

Por esa razón, me veo en la obligación de hacer saber a la población que los acostumbrados acatos que suelen llevarse a cabo con motivo de dicha celebración, han sido aplazados a una fecha posterior, cuando desaparezcan las razones impuestas por la pandemia, y sean levantadas las medidas preventivas adoptadas por el Gobierno.

No obstante, tengo el honor de recordar que los siguientes actos previstos por el Pleno de la AEGLE, en el marco de las actividades especiales ya programadas por tal motivo se mantienen, con vistas a su posterior ejecución, cuando las circunstancias lo permitan.

Se trata de:

1.- la investidura de la Excma. Señora doña Constancia Mangué NSUE OKOMO como Académica Honoraria de la AEGLE.

2.- La entrega de los premios del IV Certamen Literario “Miguel de Cervantes” según resultados declarados por el jurado designado a tal efecto.

3.-  La inauguración del grupo escultórico de Don Quijote de la Mancha erigido en la plazoleta “Miguel de Cervantes” de Bomudi, Bata.

A título informativo, las decisiones adoptadas en los dos primeros casos y aprobadas por el Pleno de la AEGLE,  serán leídas a continuación por los Excmos. Señores don Práxedes Rabat Makambo, secretario de la Academia Ecuatoguineana de la Lengua Española y don Antonio Eneme Asumu, censor y portavoz de la misma.

Por todo ello, solo me queda agradecerles por su atención y comprensión. Me es grato informarles, que cuando las circunstancias lo permitan les será notificada puntualmente la fecha exacta de ejecución del programa correspondiente.

Muchas gracias.