Vinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.x

MENSAJE DE AGRADECIMIENTO DE LA EXCMA. SRA. DOÑA CONSTANCIA MANGUE NSUE OKOMO, POR SU DESIGNACIÓN COMO MIEMBRO HONORARIA DE LA ACADEMIA ECUATOGUINEANA DE LA LENGUA ESPAÑOLA (AEGLE)


Excmo. Sr. presidente de la AEGLE

EXCMOS. Sres. académicos de la AEGLE

EXCMOS. Sres. presidentes de los Órganos Constitucionales

Excelentísimo señor Primer Ministro, encargado de la Coordinación Administrativa

Excelentísimos señores miembros del Gobierno de la Nación

Distinguido Cuerpo Diplomático y Consular

Excmo. Sr. Gobernador de la Provincia de Litoral

EXCMO. Sr. alcalde de la ciudad de Bata

 

 

Señoras y señores:


Como no puede ser de otra manera, ante todo, mi sensibilidad, mi pensamiento y mis sentimientos van dirigidos a toda la humanidad, humanidad hispana y ecuatoguineana que, desde hace más de un año, padece despiadadamente las penosas consecuencias de la pandemia de la COVID-19, agravada, en nuestro caso, en Guinea Ecuatorial, por el desdichado accidente de Nkoantoma del pasado 7 de marzo 2021.

 

Ambas realidades, una vez más, demuestran la evidente limitación del ser humano, invitándonos a unificar esfuerzos de solidaridad, para la solución de los problemas vitales que afectan a la sociedad y al mundo entero. En este sentido, animamos con agradecimiento infinito a nuestro pueblo a seguir demostrando, como estos días, este su espíritu de solidaridad que le caracteriza por naturaleza, y que tras los desdichados acontecimientos de Nkoantoma, ha puesto de manifiesto.

 

Por lo que respecta a este acto, aunque sin mérito alguno por mi parte, con sumo placer, humildad y sentido de gratitud, acepto la distinción que en este importante y solemne acto me hace la Academia Ecuatoguineana de la Lengua Española (AEGLE), al honrarme con la alta distinción de Académica Honoraria de su privilegiada institución, precisamente, en su gran día, en el día de la fiesta del insigne escritor don Miguel de Cervantes, en que la humanidad hispánica conmemora el valor de su lengua, la Lengua Española, la lengua oficial de Guinea Ecuatorial.

 

Pienso que ser Académica Honorífica, por muy honorífica que sea, implica una responsabilidad asumida, en bien de la institución. Implica una misión que se asume para cumplir, a fin de estimular el desarrollo de los objetivos de la corporación, en este caso de la AEGLE. En este sentido, no puedo prometer, sino el continuar realizando, con más empeño y dedicación, las acciones que han dado motivo a que, toda una estelar institución como la AEGLE, quisiera distinguir y hacerme miembro de la misma.

 

Ignoraba que supieran tanto de mí, como se ha relatado al presentar mis méritos. La providencia y la historia me han destinado representar al pueblo de Guinea Ecuatorial y, yo he querido aprovechar esta circunstancia para, desde mis limitaciones hacer las obras, sobre todo, educativas que, valga decirlo, también con la colaboración silenciosa de otros muchos protagonistas, llevo implementando en el país.

 

Sin ninguna duda, en el seno de estas realizaciones educativas, nuestra querida lengua española constituye la parte esencial, ya que con ella lo hacemos todo: con ella concebimos y diseñamos nuestros proyectos, de que acaban de hacer referencia; dirigimos los centros, y con la misma, formamos a nuestros alumnos para que sean capaces de transmitir los ansiados valores que deseamos para nuestra sociedad. Por tanto, es en las obras educativas realizadas donde el impulso y la lengua oficial utilizada es el español.

 

Tengo la satisfacción y el orgullo de haber nacido y ser de Guinea Ecuatorial, cuya lengua oficial es el español. Desde la más tierna infancia, mis padres nos indujeron a estudiar y hablar el español, incluso en detrimento de la lengua materna, hasta concluir mi formación de docente. Esta ha sido mi lengua. Me siento identificada por haber recibido toda mi formación en español.

 

Y he de resaltar aquí que, desde mi situación de Primera Dama de la República, todas mis intervenciones en foros nacionales e internacionales, siempre las he hecho en la lengua de Cervantes, en la lengua de Guinea Ecuatorial, que es nuestra lengua oficial. Siempre me he sentido como embajadora de este idioma.

 

A la par que me siento satisfecha por formar parte de los Académicos Honorarios de la Lengua Española, también quiero recordar que el español forma parte de nuestra identidad cultural; nos definimos como afro-hispanos y bantúes. Por tanto, no es una lengua extranjera, no es una añadida a nuestra identidad ecuatoguineana, sino parte esencial de la misma. Y es, por eso que tenemos que amarla, defenderla, cuidarla y hacerla cada vez más útil.

 

En este sentido, felicitamos el esfuerzo de la AEGLE, pues está haciendo realidad el sueño y aspiración del Presidente de la República, cuando afirmó que: Guinea Ecuatorial ha apostado por la creación en el país de una Academia de la Lengua Española, el establecimiento de un programa que refuerce la difusión del español en los medios de comunicación social y el reforzamiento de los cursos de español para extranjeros ya establecidos por la Universidad Nacional de Guinea Ecuatorial. (…) Para estos proyectos y programas, espero contar con la colaboración de la Real Academia Española de la Lengua y de las Academias de la Lengua Española de todas las naciones hispanoamericanas así como del Instituto Cervantes”…

 

Desde el 19 de marzo de 2016, pertenece a la Asociación de Academias de la Lengua Española. Ella, no sólo está siendo cada vez una importante institución defensora en nuestro país, para el cuidado, defensa y promoción de la Lengua Española, sino también el instrumento a través del cual nuestro pueblo también está introduciendo palabras o vocablos propios del español de Guinea Ecuatorial, tales como: malamba, chapear… y todo el esfuerzo por dar a conocer este idioma que es nuestro.

 

Por estas mismas razones, aprovechamos esta coyuntura para animar a todos los compatriotas e instituciones oficiales y privadas de naturaleza ecuatoguineana, para que, evitando inútiles reticencias, ofrezcan su eficaz reconocimiento y contribución en la potenciación del proyecto de la AEGLE, que es una causa nacional, que a todos nos beneficia, en cuanto que es la máxima institución lingüística que vela por el correcto uso de nuestro común idioma hablado, el español, y que nos identifica en todos los foros del mundo entero.

 

Considerando su importante labor, animamos y les deseamos todo lo mejor a esta institución, que reúne a un cualificado grupo de académicos y expertos en el uso de la lengua española en este país, y custodia para Guinea Ecuatorial, para que siga adelante, con mayor vigor y aciertos su académica labor de defensa y mayor afianzamiento en nuestro país de esta bella lengua que nos une a todos los hispanoparlantes.

 

Por tanto, feliz día a todos. Feliz día de la fiesta de todos los hispanoparlantes, feliz día Guinea Ecuatorial, feliz día de Cervantes y gracias por haber participado en este solemne acto.